Lugares donde se desarrolla la novela

Lugares donde se desarrolla la novela
Cerro Lucero y Venta Panaderos

miércoles, 24 de febrero de 2016

Un pacto PSOE y Ciudadanos. Son los principios de un acuerdo a tres bandas.

Los mercados financieros no entienden de sentimientos porque ellos piensan en dólares, en euros o en yen, en libras. Ejemplos lo tenemos hoy en la caída de las Bolsas europeas que es un anticipo de lo que nos puede pasar en España si andamos con tonterías, dice la prensa hoy: “La libra esterlina cae a niveles de 2009 por la incertidumbre en Reino Unido. El Ibex cae un 3,00%, el cuarto mayor retroceso en lo que va de año”. (Las empresas son las que dan trabajo).

Por ello pienso el pacto PSOE y Ciudadanos, es un pacto lógico y considerado hacia un gobierno en se interesa por la gobernabilidad y por el bienestar social, y se alejan de Podemos, porque son portadores de cambios radicales, y de fractura de la unidad de España, cuestión que de llevarse a efecto con referéndum es Cataluña las consecuencias económicas son incalculables. Podemos, una jauría juvenil de “desencorbatados” (sin experiencia de gobierno), hablan de que el pacto de PSOE y Ciudadanos, solo protege al IBX, lo cual es una mentira más de las suyas.
A este pacto de PSOE y Ciudadanos, se unirá el PP, por lógica. Que será mejor que unas nuevas elecciones. Los radicales, la extremas izquierdas son destructoras. En fin que no veo mal este pacto. Aunque de momento parece que no tiene consistencias para una investidura aritmética. En política todo es posible porque los políticos son reversibles como las chaquetas de franela.
Este es el planteamiento inicial para que se incorporo Mariano Rajoy, y el PP, por mucho que les duela. Es el inicio de una enlace, que perdurará. Otra cuestión es que fracase Pedro Sánchez, y vuelva a ver una unión a tres bandas, que es lo más probable. O nuevas elecciones.

Madrid. Congreso de los Diputados.
Ramón Palmeral

Escribir una novela es solo cuestión de paciencia

Todas las personas son portadoras de una buena novela. El problema es que no tiene tiempo de ponerse a escribirla. Pero siempre hay atajos y técnicas para conseguirlo. Uno puede dar el golpe de suerte y conseghuri un anticipo de una editorial, y que te hagan una película, siempre y cuando seas una persona paciente y ordenada.

Os recomiendo ver mi curso gratis:



Curso gratis. Secretros para escribir una novela

lunes, 22 de febrero de 2016

Picasso, sus mujeres, sus hijos. la familia. Museo Picasso de Málaga



Picasso amaba a las mujeres 

  Aparecen muchas mujeres en su vida, además de las prostitutas, obseso sexual:
 La modelo Germani, la novia de Carlos Casagema que era impotente.
 Madeleine a primero de 1904,
 a Suzanne Bloch cantante.
 Fernande Oliver a la que conoce en el otoño de 1904, ere vecina hasta 1912;
 A escritora norteamericana Gertrude Stein se la intentó ligar en 1906 pero esta era lesbiana;
 Eva Gouel (Marcelle Humber), compañera del pintor Marcussis, era  "ma joile" la conoce en 
otoño de 1911, muere en 1915 de cáncer;
 En este periodo conoce a  Gabi Lespinasse y a Irene Laquet;
Olga Klokova la conoce en 1917, tiene a Pablo, se divorcian en 1935, 
 Thérese Walther  la conoce en la calle en 1927, tienen a Maya en 1935; 
 Dora Maar (Teodora Markovitch)  la conocerá en 1935;
Françoise Gilot, pintora, ella tenia 21 años y él 61  la conoce en 1943 hasta 1953 tiene
 dos hijos Caludie y Paloma. Françoise era llamada por Picasso Julot en lugar de Gilot (tener un 
Jules, en francés, es tener un amante) y de sus múltiples relaciones amorosas: con el escritor 
Claude Roy, con el filósofo Costas Axelos y con el pintor Luc Simon, con quien Françoise
 llegará a casarse y a tener una hija.
Jacqueline Roque, vendedora de cerámica en 1954, se casó con ella al año siguiente, 
tenía con 78 años.
 Geneviéve Laporte (1953-   ),
a Sylvette David (1954-    ), no fue más que una intima admiradora a la que conoció
 en 1944. Cambiaba de mujer y cambiaba de casa y de estilo.

   Tuvo cuatro hijos: Pablo de Olga (su único hijo legítimo), Maya de Thésese, Claudio y 
Paloma de Françoise. Una hijastra Catherine, hija de Jacqueline  que vendió cuadros 
 al Museo Picasso de Málaga por tres millones de euros. Y su nuera, conocida por 
Christine Picasso (segunda mujer de Pablo) y su nieto Bernard “Pablito”, hijo de Paulo.
 La nieta Marina Ruiz Picasso es hija de Emili Totte (la primera mujer de Pablo, 
hijo con Olga). Biznieto Olivier Widmaier (hijo de Maya, a su vez hija de
 Marie Thérèse Walther), y consejero jurídico de la Picasso Administration.



Pablo Picasso y sus etapas pictóricas, conferencia de Ramón Fernández Palmeral

No le puedo perdonar a Franco el no haber sabido, en cuanto terminó la guerra civil, reconciliar a los españoles,

'El telegrama que salvó a Franco' retrata con detalle la postura de Inglaterra y EEUU con el régimen de Franco durante el conflicto
La presencia de fuerzas y espías alemanes en España hizo dudar sobre la 'no beligerancia' anuciada por el dictador
Carlos Collado: 'Gobernaban los Aliados y si les hubiera parecido derribar a Franco lo hubieran hecho, pero no les convenía'
Mantuvieron la amistad hasta el final de la guerra, a pesar de los obstáculos impuestos por EEUU e Inglaterra. Franco siempre se miró en el espejo de Hitler, incluso cuando el Führer puso en duda la integridad del franquismo y la autoridad del dictador. "No le puedo perdonar a Franco el no haber sabido, en cuanto terminó la guerra civil, reconciliar a los españoles, el haber hecho a un lado a los falangistas, a quienes España debe la ayuda que le hemos prestado, y el haber tratado como a bandidos a los antiguos adversarios que estaban muy lejos de ser rojos todos. No es ninguna solución el poner fuera de la ley a la mitad de un país, mientras que una minoría de salteadores se enriquece a costa de todos", confesaba el mismo Hitler el 10 de febrero de 1945, en el Cuartel General del Führer.
En las líneas que escribió aquel día, Hitler se desmarcaba de las decisiones tomadas por Franco con un cierto tono victimista. "A nosotros nos han engañado, porque jamás hubiese yo aceptado, sabiendo de qué se trataba en realidad, que nuestros aviones sirvieran para aplastar a pobres muertos de hambre, y para restablecer en sus privilegios horribles a los curas españoles", como se recoge en 'El Testamento Político de Hitler: notas recogidas por Martin Bormann' (Diana, 1962).
Americanos y británicos centraron sus esfuerzos diplomáticos en eliminar cualquier influencia alemana en España. A principios de junio de 1940, el embajador británico enviado a Madrid, Samuel Hoare, describió así la presencia de las fuerzas del Reich en España. "No he visto en ninguna parte un control tan completo de los medios de comunicación, prensa, propaganda, aviación, etc., como el que tienen los alemanes aquí. Incluso me atrevo a decir que la embajada y yo mismo existimos aquí únicamente porque nos toleran los alemanes".
Para romper ese lazo, -que ya quedó debilitado después de la reunión de Franco con Hitler el 23 de octubre de 1940 en Hendaya y que no llegó a ningún puerto después de las exigencias que Hitler le expuso a Franco para que España entrara en la Segunda Guerra Mundial- los aliados incrementaron sus presiones a España (sanciones económicas como la suspensión del suministro de carburantes) a partir de noviembre de 1942, cuando tiene lugar el desembarco de fuerzas inglesas y norteamericanas en el norte de África.

La 'benevolencia' de los Aliados

Esta política ofensiva no afectó sin embargo al engranaje del régimen, que resistió y sobrevivió por la actitud benevolente de los Aliados. Sobre la doble vara de medir y las gestiones que se planificaron en España, sin que ésta estuviera al tanto en muchas ocasiones, trata el libro de Carlos Collado Seidel, 'El telegrama que salvó a Franco' (Crítica, 2016).
"Gobernaban los Aliados y si les hubiera parecido conveniente derribar a Franco y poner otro gobierno lo hubieran hecho, pero no les convenía porque siempre consideraron que las desventajas eran mayores. Una España neutral salvaguardaba los intereses Aliados. Al final de la guerra, con la crisis del wolframio, Washington hubiera apretado las clavijas hasta derribar a Franco, y lo intentó, pero Londres se opuso. Se intercambiaron un gran número de telegramas en los primeros meses de 1944 porque no llegaban a ponerse de acuerdo. Los americanos abogaban por imponerse y no por negociar con España. Era un secreto a voces, lo que querían los americanos era derrocar el régimen, que era visto como un régimen franquista", explica el mismo escritor.
Tanto la postura como las medidas que se tomaron en España inspiraron pocas confianzas en los Aliados. Una muestra se encuentra en la crisis del wolframio, consecuencia directa del apoyo incondicional de Franco a Hitler, que dio cobijo en el territorio peninsular a los nazis fugitivos y dejó operar a las fuerzas aéreas del III Reich. "Alemania siempre tuvo carta blanca en España. Todo lo que fue posible lo hizo. Para Franco, la amistad con Hitler era una cuestión inamovible, a pesar del acuerdo de mayo de 1944, cuando se obligó a que España interrumpiera los envíos de wolframio a Alemania o que se cortara el espionaje alemán en España", detalla.
Pero el caudillo no hizo caso. "Lo que ocurrió es que los agentes alemanes siguieron operando, que cada expulsión no se decretaba tal cual sino que se trataba con la embajada alemana, que era la encargada de pedirle a los agentes que se volvieran a Alemania y los reemplazaba por otros, incluso los vuelos de Lufthansa continuaron hasta 1945. España siempre siguió atendiendo los intereses del Reich".

El engaño de Franco

Dichos intereses demostraban esa idea algo equívoca que mantenía Franco sobre el poder de Alemania en la contienda. "Estaba convencido de que el Eje iba a ganar la guerra, no obstante, Franco veía su propia debilidad. Un país que estaba devastado por la guerra y que, además, tenía fracciones dentro de su propio régimen, con una sección importante que era germanófila, que también admiraba a Mussolini, y otros que defendían a Inglaterra como un país de referencia. El régimen de Franco quería ser el último amigo del Reich para luego después de la Guerra Mundial poder ser el primer amigo de esta nueva Alemania. Franco salió engañado. Estaba convencido que cuando acabase la guerra comenzaría la siguiente contra la Unión Soviética".
Acciones que molestaron a Churchill y a Roosevelt, pero que no afectaron a la continuidad del dictador. "La actitud apaciguadora" de los británicos y la debilidad de las fuerzas opositoras de la dictadura no favorecieron el cambio de sistema político.
Una renovación que según el historiador se podría haber logrado. "Creo que sí que se podría haber hecho. Londres, Washington, los monárquicos y muchos sectores en España que colaboraban con el régimen, pensaban que la restauración de la monarquía era factible, que iba a ocurrir. Entre 1944-1945 existía el convencimiento de que tarde o temprano aquí se lograría y era de esperar una transición pacífica".
El peso de las fuerzas externas era tal, que incluso las decisiones internas y el papel de los políticos españoles dependían de las valoraciones que les hacían, como ocurrió con el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Gómez-Jordana. "El embajador británico intentó mover a Jordana para que se opusiera a Franco, para promover la restauración, y lo primero que hizo Jordana el 30 de junio de 1944 fue ir a ver al Generalísimo. Él quiso mantener, preservar, lo que consideraba que eran los intereses nacionales españoles. Pero desde mi punto de vista la diplomacia española jugaba bien poco, porque las decisiones se tomaban sin que España entrara en consideración".

martes, 9 de febrero de 2016

Película "La novia", de Paula Ortiz. Una película que hay que ver. Se llevó dos Goyas.



    

Ramon Fernández Palmeral, escritor y pintor

           “La Novia”, es  una buena película, a la que le sobra minio, es decir, imágenes de sangre, muy acorde con las películas actuales como las de Tarantino. Sin embargo, me ha gustado mucho por la tensión, es una buena adaptación de “Bodas de sangre” de Federico García Lorca, basada en hechos reales del “Crimen de Níjar de 1928”, hechos que sucedieron en el cortijo del Fraile, cerca de Rodalquilar en Almería, en un lugar desértico. Sin embargo, esta pelicula está rodada en la Laguna Salada (Medina de Aragón) cerca de Zaragona, en Los Monegros, y otras escenas en la Capadocia (Turquía). Por ello, la luz con el reflejo de la sal, fue un gran acierto  para la fotografia que se llevó un Goya.
         La película es como un mito entre la belleza de la novia, la bella dura del paisaje y la belleza de los versos de la palabra de Lorca .  



   "La novia" es una pelicula amorosa trágica llevada con mucha sensibilidad, por su directora, una mujer aragonesa como Paula Ortiz. Obra que acaba en tragedia como la buenas obras dramáticas y tiene momentos inolvidables, como es el encuentro furtivo entra la novia y el amor de su vida detrás del torreón, crea una tensión inigualable, porque parece que los van a descubrir en ese beso caliente y furtivo.






          (Paula Ortiz con actrices de reparto de "La novia")


En “La novia” se nos muestra las tierras desérticas y en la laguna salada de Medina de Aragón (Zaragoza), que se puede semejar al desierto de Níjar. Los lugares solitarios son, por lo general inquietantes. Y la casa solitaria y desvencijada de la película es por sí sola, una obra plástica, lo desconchones son parte de ese pasado, como pueden ser las arrugas. A la que hay que unir la música, y las impactantes escenas de rotura vidrios de las redomas y demás probetas, cuando se rompen y el efecto inesperado es excelente.




           (Foto de la laguna Salada y casa abandona del rodaje)


La película es una adaptación libre de “Bodas de Sangre”, donde se resalta el mito de la novia, que recién casada deja a su marido y se va con el amor de toda su vida, desde la infancia. Es el arquetipo de la mujer que no quiere someterse a los convencionalismos sociales. Donde se remarca la fuerza del destino y que nada hay tan fuerte como el amor.



El principio de la película, cuando la novia, –magníficamente interpretada por la bella morena actriz de origen andaluz Inma Cuesta–, es en realidad el final de la obra, porque ha usado en “Flash-back”, y parece los asesinatos rurales del padre del novio, interpretado por el gran actor Asier Exeandía. Por esta razón la madre una mujer dura y vengativa  interpretada por Luisa Gavasa, que se llevó el Goya 2016 a la mejor actriz de reparto, es quizás un personaje casi principal.  Leonardo interpretado por Álex García,  lleva su físico a buen puerto feliz de galán enamorado, a pesar de que estaba casado con un hijo.



La poesía de Lorca llega a extremos de genialidad, propias de granadino y su obra Poemas de cante Jondo, tan característico, y de fondo la luna como símbolo de muerte, y la mendiga que aparece como un fantasma, le dan un suspense, es la que  sentencia a la novia que no se case ni no siente amor. Y los cuchillos de cristal, me gustó, son dos lenguas plateadas de muerte pero translúcidas como el cristal.



La fotografía de Miguel Ángel Amoedo, es excelente por esos efectos de contraluces, se llevó el Goya a la dirección de  fotografía. Paisaje lunar en eroción de la Capadocia donde fueron rodadas algunas escenas con caballo con Leonardo.




Como he dicho los paisajes y las casas solitarias son siempre intrigantes. La fragua de cristal del padre de la novia me parece un simil a las fraguas de los gitanos en "La luna vino a la fragua con su polisón de nardos" del Romancero gitano.



Dirección: Paula Ortiz.



Se debió llevar más PREMIOS Goya, 2016


Como dice Nuria Vidal. Esta Novia de Lorca es ahora de Ortiz y de Inma Cuesta. Y de esos dos hombres que conforman con ella el triángulo más antiguo del mundo: una mujer dividida entre un poco de agua tranquila y un río oscuro que la arrastra a la tragedia.


RESEÑA DE BODAS DE SANGRE:



El conflicto Dramático en “Bodas de Sangre” esta determinado por el deseo del Novio de vivir para siempre junto con su amada. Para ello se casan pero se interpone la fuerza del destino y Leonardo. El destino por su parte hace cumplir su mandato o sea que cada hijo o familiar de la madre debiese morir. Y por la otra parte Leonardo y sus impulsivas pasiones vuelven por su vieja amada reconquistándola y llevándosela de la boda para establecer su amor en otro lugar y así poder vivir felices. La novia decide irse con Leonardo y dejar solo a el novio. La novia le dice a Leonardo.


La fuerza del  destino: El autor manifiesta su preocupación por una fuerza externa que incide en la vida de los demás llamada destino o sino. La cual esta sacada de las antiguas tragedias griegas. Y en la obra se manifiesta en el destino de la madre en donde sus hijos y familiares más cercanos están destinados a perecer.
La madre al novio es en realidad la protagonista, vestida de negro por el luto de su marido y su hijo en una reyerta anterior: “Cien años que yo viviera, no hablaría de otra cosa. Primero tu padre; que me olía a clavel y lo disfrute tres años escasos. Luego tu hermano” La cita hace referencia a la muerte de ellos dos. Ruptura violenta y prematura del ciclo vital maternal. Hace referencia a que la madre se ha quedado sin hijos a temprana edad y no le queda más que llorar a los muertos.

lunes, 8 de febrero de 2016

El asesinato de Adriano Orgaz. "El cazador del arco iris". obra narrativa



(Fragmentos de la obra)


Y es que cuando Pastora pasaba por la única calle de la Acebumeya, a Adriano Orgaz la lengua resentida se le movía como la cola de una chota para criticar, y todo por envidia, la gente decía que en la juventud Pastora lo despreció como pretendiente.  No es que la gente lo dijera, es que fue verdad. Y tal vez esto le provocaba recelos y envidias.  Y es que una mujer no podía despreciar a un hombre, ni siquiera Pastora, la hija de Casimiro Ruiz, el Talabardero, la más guapa de todo el lugar. ¡Vaya...!, que hasta los cantos rodados del camino se quedaban en reverencia dejándose pisar en un ji,ji,ji,ji..., de guijarros rozados unos con otros.
Evaristo, el Feo, enemigo encarnizado de Adriano Orgaz, tenía muy mala leche y mala condición,  le contó a Gabino, por la amistad que tenían desde la infancia y porque fueron quintos y sirvieron en el mismo Regimiento del Arsenal de la Carraca en Cádiz, que Pastora, su mujer, le estaba engañando con Adriano Orgaz.  Y aquella aldea, que no era ni una cagada de mosca en un mapa,  tenía la fatalidad de que cualquier crítica pasaba de boca en boca sin compasión, con esa mala costumbre de empezar diciendo: te voy a contar una cosa, pero no se la digas a nadie. Y al otro día o esa misma tarde, todo el mundo lo sabía.  



         (Bifurcación hacia Acebumeya, donde ocurrió el crimen)


  Así que una tarde de venganza, Gabino se acercó con su caballo hasta la loma de la Cruz Gitano camino de Frigiliana, lugar maldito y gris donde adivinabas que, si alguien te espera allí, era para hablar contigo muy, pero que muy en serio. Esperó pacientemente.... Eso, muy paciente, a que regresara Adriano  de una de sus compras  para el abastecimiento de la taberna.  Mientras llegaba Adriano, Gabino se sentó a comerse la merienda: cortaba el cerdo seco con una  navaja grande.  Seguro que Gabino pensaba en lo que le  iba a recriminar: Adriano, ¿es verdad que te acuestas con mi mujer? Y Adriano nervioso debería ponerse a la defensiva, no, no es cierto, son habladurías, ya sabes cómo es la gente de mala. Y Gabino respondería: Pues ten cuidado con lo que se hablas, porque yo no tengo mucha paciencia.
 Al fin llegó la hora y Adriano venía montado en su mulo romo o burdégano (caballo y burra), Gabino lo frenó en seco y sujetando el cabestro del animal le hizo bajar. Parece que la conversación que tuvieron fue otra a la que había pensado Gabino. Debió ser así:
–Adriano he venido a matarte, lo que te voy a preguntar es duro, muy desagradable para mí, ¿es cierto que te acuestas con mi mujer?   –Imitando el tío Antonio la voz de  Gabino-.
–Mejor será que se lo preguntes a ella, y lo que ella te diga será la verdad, no puedo dejar a una mujer por embustera ni mentirosa.  –Imitando mi mujer la voz de Adriano-.
–No, yo quiero que tú me la digas, aquí y ahora, a solas como los hombres, sin que te escudes en la gente de la Acebumeya.  –dramatiza el tío Antonio.
–Tú eres un enfermo de los celos, vete a tu casa, y te acuestas y duermes un poco el vino que llevas encima, que me das miedo con esa navaja en la mano.   –dramatiza mi mujer.
–Dímelo ahora, mira que tengo poca paciencia.  –El tío Antonio-.
 Es el momento en  que Adriano se subió en la mula porque temía lo peor y se quiso marchar.
–No me des la espalda, que te estoy hablando y cuando un hombre te hable mírale a la cara.   –Mi mujer en su papel.
–¡Déjame ya de una puta vez! Tú crees, que ya a mis cincuenta años voy a ir cortejando a las mujeres de los demás.  Bastante tengo ya  con tres mujeres en mi casa: mi madre, mi mujer y mi hija. –El tío Antonio-.
Y Gabino, ciego por los celos y la ira, sin querer, confesó después, que le acarició con la navaja en el estómago para impedirle que le diera  la espalda, con la mala suerte de clavársela en una de esas venas digestivas, corte pequeña por donde se desangraba tal cual odre pinchado por el pico de una espada o catana, Adriano se echó las dos manos al vientre pero no había forma de contener aquella hemorragia.
Yo pienso para mí solo: “Ciego por los celos y por los cuernos, que a veces, los primeros cuernos duelen mucho, luego algunos hasta viven de ellos y no me refiero a los matadores de toros”.
 –Me has matao Gabino, por una mentira, ¡asesino! –grita el tío Antonio.         
 Gabino subió a su caballo, convencido de que había hecho justicia de honor, cuando al mirar para atrás vio que Adriano Orgaz se desangraba en el camino, arrepentido, se acercó hasta la encorvada figura del herido grave y lo montó en el caballo vinoso y tiró para Frigiliana a toda priesa, en la cuesta del Manchego se había desangrado Adriano Orgaz como un choto degollado.
  Cuando se enteró la Chacha Lola, viuda desconsolada, cogió un almocafre y se fue con su hija a recoger la sangre que se había empapado en la tierra,  que como una estimada reliquia no quería que la sangre de su marido fuera pisoteada en el camino por las bestias y las suelas de los zapatos o abarcas. Y Gabino se fue directo al cuartel de la Guardia Civil para presentarse como autor del crimen.  Un abogado aconsejó a Pastora Ruiz, que en el juicio oral, debía  decir que efectivamente era amante de Adriano Orgaz, aunque fuese mentira, porque matar en defensa del honor, la pena sería mucho menor, en aquellos años donde el adulterio estaba penado, y para el marido burlado era cuestión de honor.  Pastora que sólo había conocido a un hombre en su vida, su marido, se vio acosada por la familia de los Gabino, y tuvo que mentir, y decir que efectivamente era la amante de Adriano Orgaz, tragándose las lágrimas como sapos de los viñedos. ¡Como si una mujer no tuviera honor que defender! El honor, en aquellos años, era patrimonio exclusivo de los hombres.  Como Pastora quería a Gabino de verdad y además tenían un hijo, mintió al juez, diciendo que se veía con Adriano en un caserón viejo de la Acebumeya de Abajo.  Testificó como se lo habían preparado y lloró lágrimas como piedras de molino sin orificios, pero los Orgaz no se lo perdonaron nunca.  Pastora Ruiz fue condenada a la pena de cárcel por adulterio por varios años, pero solamente estuvo unos meses en la prisión de mujeres de Málaga. Y Gabino también fue condenado a varios años en prisión, más media fortuna gastada en abogados. Pero la mujer, hijo e  hija  de Adriano Orgaz no estuvieron nunca conforme con las penas de los pocos años de cárcel y juraron venganza familiar: vendetta al mejor estilo siciliano.
   Yo añadiría a la historia de Gabino Onibag que estando preventivo se fugó de la cárcel de Vélez-Málaga y no volvió a saber nada de él. Hasta que muchos años después apareció muerto en calle Carretería de Málaga con una puñalada bajera, signo evidente de una venganza cumplida, pero ¿quién cumplió esa vendetta?
Cumplida la condena Placida regresó al Cortijo Grande. Pero las habladurías,  el no mirarte, el escupirte, y el desprecio vecinal fue la causa de que Pastora se marchara con su hijo al barrio de Pedregalejo en Málaga. Se quedó con el mote de Pastora, la Adúltera, y nunca más su figura erguida con sombrero de palma cruda, vestida de luto se vería pasar por el Collado de Asunción, y no hubo más alegrías matinales de paseos de mujeres solitarias en aquella aldea perdida de la mano de Dios. Donde las más mujeres, casi nunca iban solas.




28/ Justino Orgaz,  único hijo varón del difunto Adriano Orgaz y de Chacha Lola,  juró sobre el cuerpo presente de su padre que algún día le vengaría  con sangre de los Gabinos, pero no pudo cumplir su venganza porque de joven se murió de una pulmonía, tan sólo podía cumplirse la obligación de la venganza en un varón de sangre materna, en este caso se pasó al hijo ilegítimo de Plácida Orgaz y de Antonio Simón, llamado en realidad Atilano pero  de sobrenombre Judas, y así es como se quedó con el horrible apodo.